06 julio 2006


Esta vez quiero recordar a una persona que marco una parte muy importante en mi vida, que hoy me mira desde el cielo y a quien jamás borrare de mis recuerdos.
Gracias a él hoy tengo otra visión de lo que es la vida.
Renuevo día a día la promeza que le hice.

Luciana
Mirando al cielo
(6 años después)



Hoy estoy mirando al cielo gris como aquel día, la misma lluvia, la misma sensación de vacío.
Estoy mirando al cielo, que acompaña la lágrima que se desliza de mis pupilas, caída libre a la tierra, la misma tierra que pisaste allá lejos. Parece mentira que es el mismo cielo que miraste por ultima vez. Si el tiempo que según dicen, cura todo, no puedo todavía, después de seis años, aplacar mi dolor y archivarte en los recuerdos. Que esperanza queda, de que alguna vez, tu muerte deje tranquilo a mi corazón, que esperanza queda, de olvidar aquellos sueños que narran, que permanecí estos seis años dormida y todo, no fue más que una triste pesadilla.
Mirko, como podría olvidarte, si seguís tan vigente en mi vida como el día en que te conocí. La felicidad no se olvida, se guarda en lo más profundo del alma, donde nadie puede llegar a robarla.
Todavía no comprendo tu decisión, solo vos sabrás por que lo hiciste, que misterios perturbaban tu mente, que angustia sentiría tu corazón. Nadie puede juzgar, todos tenemos nuestros secretos ocultos que nos condenan. Pero como me hubiese gustado estar a tu lado, como me arrepiento de mi cobardía, tan solo era un “hola” esas frases que no decimos vaya a saber por qué causa y después nos arrepentimos toda una vida. Tan solo “hola”, cuatro letras que hubiesen aliviado mi alma un día como hoy.
Mirando al cielo solo puedo pedir pendón e imaginar que estas allí con todas las glorias de mí querido San Lorenzo acompañándote, quizás jugando un partido en el cielo donde el propio Dios oficia de árbitro.
Como me gustaría poder verte jugar de nuevo, aunque mas no sea un solo partido, el ultimo partido. Pero ya nada puede suceder, la vida no vuelve atrás, solo queda el amor, el amor que perdura por los siglos de los siglos.



Luciana Mauro

3 comentarios:

Gisela dijo...

Lu la verdad q lo q escribiste me hizo emocionar mucho. También me recordó a ese momento en q estábamos en el cole y nos enteramos con Vero de esa horrible noticia. Me acuerdo como si fuera hoy todo el dolor q sentiste. Espero q el tiempo pueda curar esas heridas y a pesar de todo él va a seguir siempre en tu corazón.
Besotes

Veronica dijo...

Lu al leer tu blog sobre Mirko mil cosas se me vienen a la mente. Recuerdos de aquella carita que sin decirlo necesitaba ayuda, rodeado de exitos futolisticos pero tal vez sumergido en una soledad que no le dejaba ver todo su caudal. Solo lo vi una vez pero de corazon deseo que desde donde esté haya encontrada el consuelo que quiza este mundo no supo darle.
Te quiero muchoo y se todo el cariño que sentis por el.
Vero g.

Anónimo dijo...

borges dijo:
al fin en estos tiempo encuentro reflexiones de una joven que tienen la estatura de alguien con mucho vivido sabiendo expresarlo.
sigue así.
cada ´hecho o actitud por funesta que sea debe actuar como disparador
para una reacción positiva de nuestra parte.
cfyg