03 mayo 2010

¿CUANDO FUE QUE ME ENAMORE DE VOS?

¿ CUÁNDO FUE QUE ME ENAMORE DE VOS?


¿Cuándo fue que me enamoré de vos? Sentados en nuestra casa, mirando pasar la vida fascinados, escribiendo. Aquello que nos unió. Nuestra pasión.
Se que estoy en un país lejano que me adoptó hace años.
Me siento en casa. Mis raíces vieron la luz en estas tierras y hoy haciendo el viaje inverso al de mí abuelo, me encuentro escribiendo estas memorias, mientras te observo. No puedo dejar de mirarte.
Aquel día, que te vi por primera vez, me enamoraron tus palabras. No te comprendía muy bien, luego supe que nuestras miradas se entendían, nuestro idioma en común.
Quizás no eras lo que yo esperaba, tal vez demasiado. Aquella tarde, te admiré desde primera fila. Vos ya eras el que sos hoy, yo una simple mujer con sueños por cumplir.
Te hable, en realidad te hablo ella, nuestro ángel. A penas te dejó una humilde tarjeta con mi nombre y debajo una palabra que la sentía tan grande, que llegaba a sonrojarme. Escritora.
Tres días juntos, a la distancia. Luego todo volvió a la normalidad, resignada, pero normalidad al fin.
Llego un mail, en italiano, le pedí ayuda a nuestro ángel para poder comprender. Quedé sorprendida. Una felicitación para una gran escritora que había logrado conmoverlo. Respondí de manera inmediata agradeciendo tan bellas palabras, que casi sin merecer, llenaban de orgullo mi alma.
Continuamos en contacto y siempre me impulsaba a que de ese gran paso, publicar.
Quiso ayudarme, confiaba en mí. Estaba seguro que sería una inversión y no una perdida de dinero como yo respondía a sus mails.
Finalmente convencida de aquella palabra que figuraba en la tarjeta, me animé. Todo salió mejor de lo que esperaba. Él regreso para acompañarme.
Me enamore, y lo mantuve en silencio. Sabía de las diferencias. Su pasado era más largo que el mió. Sin contar la distancia, que olvidábamos, gracias a la tecnología pero que indudablemente existía.
Flashes, firmas, asedio, persecución, a él y a mí. Por fin nos liberaron.
Cenamos juntos en la habitación del hotel, teníamos muchas cosas que contarnos. Disfrutamos del silencio, reímos y tomamos vino. Nos relajamos, leíamos las frases más lindas de nuestras creaciones.
Yo te amo, me dijo con esa mirada profunda que me hacia temblar.
¿Amor? Si apenas me conoces.
Te leí, te conozco. Se de tus sentimientos, descubrí tus miedos, hasta se lo que te hace reír. Te conozco, me enamoraron tus letras. Respiré profundo ¿Cuándo fue que me enamore de vos? Sonreíste, ese era un rotundo sí.
Le dimos descanso a las palabras y nos besamos con pasión y dulzura. Hicimos el amor. Tu ventaja, la experiencia. La mía, la juventud. Sin dudas había sido una combinación perfecta.
¿Cómo seguir? ¿Cómo poder avanzar con ese muro lleno de sus cosas y las mías?
Lo hablamos en la cama, tomados de la mano, temerosos a tener que soltarnos por nuestra propia culpa.
Decidimos probar y a la vez tener la libertad de estar con otras personas. Éramos concientes que la distancia y nuestras ocupaciones nos llevarían a estar meses sin vernos.
No pude estar con otros, no quise. Lo extrañaba a él.
Nos veíamos todos los días, gracias al programita mediador. Muchas veces me invitaba a cenar, pedíamos el mismo menú pero extrañábamos el contacto. La suavidad de sus dedos de pianista, aquellos abrazos contenedores.
¿Qué harías por mí? Me pregunto uno de esos días, en los que la melancolía nos empuja al límite de las dudas. Dejaría todo por estar a tu lado, respondí.
Entonces hacélo. Con esa frase me fui a dormir. Al mes siguiente tenía todo listo para escribir un nuevo capítulo en nuestra historia. Italia me esperaba.
Me instalé en su casa, luego de que me confesó, que él tampoco había podido estar con otras mujeres. Lo había intentado, más por una necesidad física que espiritual. Sentía que era infiel, infiel consigo mismo.
La casa era grande con un jardín inmenso, lleno de árboles que se veía desde cualquier rincón.
Sabíamos que no iba a ser fácil, las manías habían viajado conmigo. Las de él, habitaban cómodamente la casa. El amor nos ayudó.
Teníamos nuestros tiempos. Pasábamos semanas separados, viajando a distintos lugares del mundo. Entre presentaciones, reportajes y charlas las horas pasaban más rápido. Queríamos volver al hogar. Al encuentro.
Solemos escribir al mismo tiempo. Nos gusta guardar el secreto hasta el final de la historia. Luego intercambiamos escritos. Ansiosos, desesperados. Nos provoca risa nuestra actitud infantil.
¿Cuándo fue que me enamore de vos? Te pregunto para poner fin a aquellas peleas sobre cotidianeidades y se que viene el abrazo y los besos que quitan mi mal humor.
Me gusta escribir en el jardín y mirarte de reojo. Estas memorias no se publican. Estas se dejan escritas en el corazón y se que las lees.
Allí estas, con tu pierna cruzada, ese gesto de despreocupación que pones al escribir. Sentado en el sillón de cuero blanco, aquel donde la luz llega mejor. Te detenés, para luego, arrancar con más ritmo. Por momentos levantas la vista y se cruzan nuestras miradas, me queres decir algo. Lo se. Pero bajo mis ojos y continúo escribiendo. Es la última hoja, justo queda un renglón para poner la frase final de mi escrito. ¿Cuándo fue que me enamore de vos?

15 comentarios:

© Capri dijo...

Precioso texto.

Dificil responder a tú pregunta.

Considero que un amor así, entra de puntillas, despacito. Amores esculpidos a base de paz y pasión.

De esperanzas y confidencias, como esas miradas de reojo

Un gran abrazo

Alís dijo...

Hermosa historia, apasionada. Por el amor se deja todo, lo sé... y compensa.
Sólo un pero, si me lo permites. A lo largo del texto, tan pronto le estás hablando a él (al margen de los diálogos) como pasas a hablar de él en tercera persona... la narración es, por ello, un poco errática. Perdona mi atrevimiento, te lo digo con la mejor de las intenciones.
Un abrazo grande

D-Mente dijo...

LU: ME ENCANTO SU RELATO. ESTA MUY BIEN NARRADO. LO RELEI VARIAS VECES Y ENCONTRE ALGUNAS PERLITAS QUE ME DEJARON PENSANDO:....

1:Aquella tarde, te admiré desde primera fila.

2:Aquel día, que te vi por primera vez, me enamoraron tus palabras

3:Llego un mail, en italiano, le pedí ayuda a nuestro ángel para poder comprender

4:Su pasado era más largo que el mió.
INTERROGANTES :
1: LA PRIMERA FILA TIENE QUE VER ALGO CON LA BIENAL???

2: LAS PALABRAS ERAN EN ITALIANO TAL VEZ?

3: AL ANGEL LO CONOZCO PERSONALMENTE??

4:BUENO ESTA SOBREENTENDIDO..ONO??
SI FUERA UNA ADIVINANZA LE DIRIA QUE NO TENGO EL NOMBRE PERO YA ME LO CONTARA TAL VEZ, LO QUE SI LE PUEDO DECIR ES QUE SUS SENTIMIENTOS PARECEN REALES Y NO LA SIMPLE FANTASIA DE UN CUENTO...
LE MANDO UN BESO. EL DE UN HOMBRE QUE BUSCA ALGUN DESTINO...

María Alejandra dijo...

Que hermoso el escrito!...

El amor es así, como el aire, que no lo vemos pero nos da vida!

Saludos! :)

Rochitas dijo...

desde una primera fila, después al costado, más tarde en una charla enriquecedora y 3 días consecutivos bastaron.
La chapa era ... ggs 822 alo
Una historia mezcla de realidad, y tal vez anticipatoria de los sueños que vendrán.
Digale a DEMENTE que el conoce al angel y listo.
O directamente no le conteste tanto interrogatorio. Eso VUESTRA profe lo tiene prohibido :P

H. Chinaski dijo...

LuluZiña, tu historia seduce al leerla.
Sin entrar en tecnicismos (Perdon Alis) yo creo que esta muy bien escrita. Engancha, sobre todo por que se nota que te sale de dentro lo que escribes.
Felicidades

Besos desde la distancia

Rochitas dijo...

Coincido con Chinaski, para mí es excelente. Y los cambios de narrador son nuestra característica principal. ¿Será la influencia de Don Cortazar, que nos dejaba adentro o afuera del cuento sin saber ya si éramos el personaje o el lector?!?? ;)

Alís dijo...

Disculpen por haber entrado en tecnicismos. Si ese cambio de narrador fue voluntario, entonces no tengo nada que decir. Me había parecido más consecuencia de despiste (caigo en él a veces y sólo me doy cuenta al releer para corregir antes de publicar).
Disculpas

Ŧirєηzє ♥ dijo...

yo no sé como fue que te enamoraste....pero fue un amor precioso...
al menos eso se traduce de estas preciosas palabras...
un abrazo¡¡¡

MORGANA dijo...

Hermoso escrito que sale de tu alma,se nota que escribes con el corazón.
Besos.
Morgana.

Xiomara Beatriz dijo...

¿Cuándo fue que me enamoré de vos? …no creo que esa pregunta tenga nunca una respuesta el amor llega invade tu casa sin tocar la puerta…la pasión es un torbellino que no nos deja pensar…me ha gustado mucho la historia…yo cuando leo solo me dejo llevar por lo que me va provocando sentimientos…emociones…yo simplemente te diré… me ENCANTO!...besos

Rochitas dijo...

Amiguita!!!
Ayer Cesarito leyó varios de sus post. Tiene mucho para decirle, incluso del texto ganador.
Hay puntitos, comitas, puntitos y aparte muy dignos de M.G. y muy poco recomendables.
Tendremos tiempo de charlarlo volando un charquito o por Tristán Narvaja, o en la escuelita, o con los padrinos ;)
La quiero! pierdo tiempo de mi taller, corrigiendo SUS textos! RECORCHOLIS!

Rochitas dijo...

Este es el poema que nos regaló ALMA.

"Deseo lo que habrá de venir, pero aún deseo más
que lo que haya de ser sea un recuerdo,
otro nuevo episodio que permita, en un breve futuro,
distintas noches previas al día de partida,
puesto que en esas horas el vivir se descubre
con una fuerza extraña que el viaje no conoce,
y que el deseo nunca podría contener"

TORO SALVAJE dijo...

Que más da el cuando?
Lo importante es que ocurrió.

Besos.

Anónimo dijo...

Hija, ojala que esto te este pasando en la realidad, seria hermoso.Te quiere mamà.