31 mayo 2010

TUS MANOS EN MIS HOMBROS

Tus manos apoyadas e mis hombros me hicieron recordar todas las veces que nos amamos.

Presionaste con fuerza y estremecí. Un calor intenso recorrió mi cuerpo de punta a punta, cerré mis ojos y disfrute. Te sentía cerca y percibía el mismo calor que emanabas, callado.

No hacían falta palabras porque siempre se entendieron mejor nuestras manos.

El deseo de que estés a mi lado una vez más no mermaba. Quería tenerte, respondiendo a tus caricias. Ambos sabemos que esta prohibido, que no debemos tentar al destino. Ha sido ingrata la vida con nosotros, al cruzarnos tarde en el camino.

No debí bailar con vos aquella noche ni vos dormir conmigo, abrazados, en aquel otro mundo tan nuestro, donde los dolores quedaban afuera y nuestras vidas reales apartadas. Sólo vos y yo frente a frente, amándonos sin control, sin frenos. La alegría duraba apenas un par de horas. Imposible evitar el sufrimiento de una nueva partida, de un reiterado adiós. Y dije tantas veces estar preparada para soltarte, para dejarte ir y en lo más profundo de mi ser habitaba la esperanza de un próximo encuentro.

Tus manos siguen ahí, apoyadas en mis hombros, los mismos que soportaron tantos desprecios, tantos llantos. Son tus hombros, yo también lo siento así.

Giro mi cabeza para mirarte y tus ojos me responden. Entendés sin que hablemos. No hay mucho para decir. Me dejas partir, un “mucha suerte” marca el inicio del fin. Quizás esta vez sea definitivo. Quizás esta vez bailemos en la memoria y durmamos en el recuerdo.

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Al menos ocurrió.
Y eso está bien.
Nunca se sabe que vendrá luego.

Besos.

Forbidden dijo...

Cuando un hombre y una mujer.
vivieron algo mas que una relacion casual.
algo muy pequeño queda siempre.
por que el amor.
no es un adios, sino un hasta luego.
donde nunca se puede saber a ciencia cierta lo que sucedera.
puede crecer un muro, puede renacer una amistad, hasta lo mas insolito.
como el pasar por otras experiencias
y darle cuenta que la mejor almohada para dormir es el pecho del otro, pero cuidado, no hay que quedarse esperando como quien espera el colectivo.
por que no sabemos, si encontro camino podemos encontrar algo mejor.

© Capri dijo...

Vale la pena la partida, aunque no se sepa si volverá, cuando se siente asi.

Los caminos en ocasiones se cruzan y luego se separan, ¿Por qué no pensar que pueden volver a cruzarse o incluso, fundirse en UNICO camino?

Mientras tanto es bueno bailar con los recuerdos y sonreir con los momentos.


Un abrazo.

MORGANA dijo...

Gracias por tus palabras en mi laberinto.
Besos.
Morgana

mi nombre es alma dijo...

Hay un poema, ahora no recuerdo de quien, que dice que ahora son las manos la memoria, y tu texto lo viene a confirmar.

Rochitas dijo...

y yo que voté por este texto que desde el punto de vista "mi vida es un tango, nací para sufrir" es IMPECABLE. Pero que al mismo tiempo detesto a la personita que la baila entre recuerdos, la sube, la baja, no la deja volar.
Mejor retomemos el "Vuela vuela" ;)

H. Chinaski dijo...

Tu texto hoy transmite dolor. No se si real o imaginado, pero dolor al fin y al cabo.

Cuando tienes un globo cogido con la mano y lo sueltas, se elevara sin remedio y escapara. Aunque sepas que volverá a caer, sera muy difícil que caiga otra vez en tu mano.

Me ha gustado el texto

Besos Lulu

La lectora dijo...

Me encantó el dibujo de la mujer leyendo con cuchara y taza. De quién es ese dibujo? Me sentí sumamente dentro de esa imagen. Saludos!

La lectora dijo...

Buenas, yo otra vez. Vi que entre tus libros favoritos está "mientras escribo", y justo ayer me lo recomendaron especialmente. Por casualidad lo tendrás digitalizado?
Saludos nuevamente, y gracias por haberte dado una vuelta por mi blog.

La lectora dijo...

Ja, no hace falta, busqué un poco más y encontré el PDF en un site. Gracias de todas formas!

Xiomara Beatriz dijo...

Siempre se baila en la memoria aquellos recuerdos que como verso nos recorre con ansias el corazón…mascullando un pasado que añoramos o que nos duele…quizás el vespertino revuelo de melodías que llena el rostro de una sonrisa ..de haber alcanzado al menos un color del arcoíris …me gusto mucho tu relato amiga linda …besos

Rochitas dijo...

El chico de la mochila y cuadernito en mano. Mire los consejos "no casual" que le da Forbbiden :o
http://dutr-i.blogspot.com/2010/05/vulcano.html
¿Cuando se suman al estudio borgiano?
Ya pasó por de laberintos y de espejos?
Vaya al link.

Alís dijo...

Nunca se sabe qué vueltas dará la vida. Y mientras tanto... que les quiten lo bailado
Besitos

Camaleona dijo...

Nunca hay que arrepentirse de los abrazos dados... hay que arrepentirse de los besos que quedan en el olvido.

Rochitas dijo...

Amiguita, proceda a exorcizar esas manos de sus hombros, y a dejar que la acaricien como UD merece otras, muchas otras. ¿Le quedó o se lo tengo que explicar en otro "Vuela Vuela"?
De hecho la velita de Rodrigo suya cantaba "Y volo, volo" :P
De diez pares capaz le gustaran un par, pero como dice mi amiga Anto, la uruguaya en B.A, "vos, pobá y si te gusta seguí pobando"
La intimo a un cambio de post.
¿"Ser mujer"?