09 junio 2010

SOY MUJER

A ROCHIS

Soy mujer proclama un cartel pegado en la pared del Ministerio del Uruguay, más precisamente, al lado de la puerta del Director General del Departamento de Cltura.

Se quedó pensando en ese “soy mujer”. Debía esperar, tenía una misión por cumplir, la traía desde Buenos Aires

. Poseía todo el tiempo del mundo para aguardar allí sentada. Era una mujer y ese día sentía orgullo de ella misma. Extrañaba sus costumbres, su rutina diaria de la que tanto renegaba en el día a día. En Argentina era feriado. En Uruguay todo seguía la normalidad de un día lunes. Le cerraron la puerta en la cara. Allá y acá todo huele igual.

Tantas veces le habían cerrado la puerta en la cara, y como no era la primera vez que sucedía, actuó en forma enérgica, erguida, porteña, pero con la tran

quilidad que la experiencia le había legado.

Se sentó a esperar. Tenía tiempo. Todo el tiempo que siempre anhelaba. Observaba el ir y venir de la gente, las rivalidades entre compañeros de trabajo, la competencia por el puesto, por el respeto. Todo igual. Parecía estar en casa. Por alguna razón, sabiamente, los llamaban países hermanos.

Los hermanos no tienen la misma forma de pensar, sin embargo, la esencia se lleva en los genes. Distintos, pero pueden ser iguales también.

De a ratos reojeaba aquel cartel “soy mujer” y pensaba que justamente estaba allí por ese motivo. Porque era mujer. Distinta al hombre. Nunca busco la igualdad absoluta porque creía que ser mujer tenía sus encantos.

Que ellos piensen que es el sexo débil, mito que se mantiene hace añares, y saberse las más fuertes de todas. No en vano tienen la tarea de parir hijos, criarlos, haber aprendido a hacer mil cosas a la vez. Y ese don tan preciado que todas tienen, pero que no

todas usan. El poder de seducir ¿Cómo hacen ellos,

los hombres, para decirnos que no? Pueden burlarse, renegar y mil cosas más, ¿pero decirnos que no? Les cuesta, verdaderamente les cuesta.

Volviendo al pasillo, agudizo su oído. Escuchó que su misión estaba allí adentro. Otra característica pensó internamente y rió. Dijo una vez más, soy mujer. Como mujer se dio cuenta que no iba por el lado correcto. Un cartel lo vaticinaba, “Mal día para pescar”. Decidió que lo que tenían que hablar lo dejaría para otro día. Solo le entregaría el obsequio, un apretón de manos y con la frente bien alta regresaría a su país. Porque era mujer, porque los políticos son iguales en cualquier parte del mundo y porque la idea de irse a vivir a Uruguay se desvanecía mientras su amor por la Argentina crecía aún más.

8 comentarios:

MORGANA dijo...

Me encantó tu entrada..las mujeres somos mucho más fuertes...
Besos corazón.

Rochitas su ex compañerita de Puro Grupo (?) dijo...

Gracias LUUUUUU,
Why ese afiche Roch no lo vio? Me traslado a ese pasillo nuevamente...
Ud fue la asistente number one, y lo sigue siendo, por lo de hoy un DIEZ. Que la comisaría primera que la sexta que la escuela de turismo, que la dire de la Asociación de Actores. VOLVI 17:oo hs...
Dese una vuela por aquí que va a ver algo que nació en la casa estudio amarilla.
http://invencionesdelrecuerdo.blogspot.com/2010/06/8-4-1995.html#comments

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

mujeres somos...y enre nossotras nos entendemos...
tengo esa pelicula... la veré lo antes posible...
un abrazo desde el sur

Alís dijo...

Armas tenemos como mujeres, aunque eso no significa que sepamos utilizarlas de la forma adecuada. Y el entorno a menudo no es propicio

Besos

MORGANA dijo...

CUÍDATE MUCHO Y HASTA PRONTO.
BESOS.

Anónimo dijo...

me encantoo!!!! Y agregaria una frase que si bien fue usada para otra cosa yo la tomo y digo SOY LO QUE SOY, MUJER Y NO TENGO QUE DAR EXCUSAS POR ESO!! No somos ni mejores ni peores sino DISTINTOS pero que merecemos igual trato en igual condiciones!!

Besosss amiguis
Vero

Cat's dijo...

sabes lo que te digo? la Rochies anda reconciliandose con unos cielos llanos y puros, y se esta inyectando de aire nuevo en el corazón de sanmartincito. Ole.
besotes

Rochitas dijo...

ESA ES MI CAT´S LE DICE QUE JUNTO A VERONIQUE IS THE BEST IN THE WORLD? ¿Y QUE ME LA LLEVO AL MIRADOR DEL VIENTO EN OCTUBRE?