19 abril 2009

COMO SI FUERA LA PRIMERA CITA



Hola a todos!!!!!!!!!!!!! en esta ocación, el posteo trata de un cuento que escribi para el taller literario, espero que les guste, leo críticas.
Saludos


LuluZiña




COMO SI FUERA LA PRIMERA CITA

Ella quería hacer algo distinto, la rutina estaba ingresando en sus vidas y no era buena consejera. Él no muy convencido, se dejó llevar por el entusiasmo de aquella que lo enamoró a primera vista.
¿Por qué no ir al cine? En su etapa de noviazgo era la salida predilecta, recordar viejos tiempos podía renovar las esperanzas; tal vez vuelvan a buscar aquel hijo que no llegaba.
Ponerse de acuerdo no fue nada fácil. No encontraban la película ideal, todas las que le gustaban a él, a ella no la convencían ¿Cuándo habían cambiado tanto sus gustos? era tan sencillo antes, apenas veían la cartelera, casi sin hablar entraban al cine y disfrutaban de cualquier film.
Encontraron la película, pero era el horario el nuevo motivo de discusión, él quería temprano, últimamente se quedaba dormido con gran facilidad. Ella aducía que en ese horario no tendría tiempo de arreglarse, sin embargo cedió, en definitiva la idea era pasar un buen rato.
Salieron tarde, él se ponía cada vez más nervioso y maldecía la hora de haberle hecho caso, ya estaría en la cama mirando aquel programa deportivo que tanto le gustaba. Sin embargo ahí estaba, parado esperando que ella termine de prepararse, no comprendía para que se arreglaba tanto, si en el cine nadie la iba a ver, ya no lo sorprendía verla radiante como en aquellas épocas. Ella se fastidió por su falta de paciencia.
La salida se había vuelto tediosa, ella también se estaba arrepintiendo de la propuesta, hubiese sido mejor llamar a una amiga, seguramente, habría podido conversar mucho más que con él.
Finalmente llegaron al cine con la película casi empezada, si había algo que él detestaba era llegar tarde. Odio el momento y la odio a ella. Ambos, malhumorados se dispusieron a ver el film, recién ahí comprendieron que el tiempo no volvería atrás, eran otras personas, con otros gustos y hasta con otros sentimientos. Ella lloró con la excusa de aquella escena de amor, Él tragó sus lágrimas porque los hombres no lloran. El desenlace se acercaba y ambos intentaban detener el tiempo en vano. Ya había terminado, final abierto, casi inesperado para una película que no lo valía. Caminaron hacia su casa sin emitir palabra, uno al lado del otro, como siempre. Al llegar se miraron, ambos dijeron muchas cosas sin hablar, sonrieron, en ese instante comprendieron que a pesar de no ser los mismos se habían vuelto a elegir.
Él la besó en la puerta de la casa como en su primera cita y ambos tomados de la mano se lanzaron al amor quizás esta vez lograran cumplir el sueño de ser tres.





2 comentarios:

MICH dijo...

muy buena , espero q leas tmabien mis escritos, saludos, estoy en capital michael masias ,mi nombre.

MICH dijo...

deje el comentario,