17 febrero 2010

LUCES (PARTE I): PASIONES FATALES

Hola a todos!!!!!! Antes que nada disculpen la tardanza en públicar y en visitar sus sitios. La realidad es que estoy sin compu en mi casa y eso hace más dificultos la tarea diaria de entrar en este espacio.
Quiero proponerles algo y espero tener respuestas positivas. Hace un par de años escribí una especie de novela corta que me gustaría compartir con ustedes. Hoy voy a públicar el primer capítulo y todas las semanas estare haciendo una nueva entrega. Espero no aburrirlos. Saludos y gracias

LuluZiña


LUCES



Historias de vida. Historias que se les ocurren a dos personas tan sólo con la observación.

Peleas, discusiones sin sentido que terminaron dando vida a este libro.

Juntarnos a escribirlo comprometió el doble nuestra relación de compañerismo.

Día primero. No recuerdo haberte visto. Los nervios me cegaron y sólo tengo un vago recuerdo de algunas personas que sobresalían del resto.

Día segundo. Noté tu pr

esencia. Eran inevitables tus blondos rizos y no pude ni imaginar que cruzáramos palabra alguna, parecías inalcanzable.

Los días subsiguientes me fui acercando y aunque no lo quisiste reconocer por tu gran arrogancia, vos hiciste lo mismo. Al principio, silencios y luego las ironías que venían de la mano de sentimientos reprimidos que traíamos de nuestras vidas pasadas.

¡Qué difícil llevarse bien con vos! Nunca nos poníamos de acuerdo.

Te impactó en el mismo momento en el cual yo estaba distraída mirándolo a él. Al mismo que después te la robaría de tus brazos metafóricamente.

A partir de ese día, comencé a escribir una historia. Ese episodio despertó mi imaginación que permanecía dormida hacia ya más de un año.

Una música suave de fondo inspiro el titulo, siguiendo por los primeros renglones.

Llegaste al otro día y me leíste el pensamiento eso me molesto.

Querías escribir conmigo. Nunca había escrito algo de a dos. Compartir mi don con otra persona era un desafío y me daba miedo, pero te dije que si. Supongo que tu poder de seducción me atrapó.

- ¿Cuándo y dónde empezamos? La condición es clara yo dirijo. No sea cosa que me pase lo mismo que con el trabajo práctico del jueves. Yo pongo las reglas te guste o no.



Curiosamente aceptó. Sabía que el tema central de mi primer cuento lo iba a lastimar. No me importo.

-

Te espero en mi casa a la salida. Dos horas nada más porque tengo que estudiar.

¿Se había vuelto loco o no entendía castellano?, yo estaba que echaba chispas.

-Dije que las reglas las ponía yo. – grité sin tener en cuenta que había mucha gente a mi alrededor.



Igual acepte. Debía comenzar de una vez. Despejar mi mente en ese momento crucial de mi vida era necesario.

Fuimos caminando juntos y mentimos para ir a su casa, nadie debía enterarse de lo nuestro.

-Dejamos de dar vueltas y empezamos por favor.



Para el era un trámite, para mí una pasión, así que comencé escribiendo.

PASIONES FATALES


Cabellera rubia. Anteojos negros. Vestimenta provocativa. Se acerca a él y le susurra en el oído, se ríe, sus miradas se cruzan, se complotan en un secreto que sólo ellos dos saben y que los demás creen

descubrir.
Él, persona extraña si las hay. Musculosa. Lentes oscuros. Jeans rotos y campera de cuero. Tiene ese “no se que”, que hace que las mujeres se den vuelta para mirarlo.

Un tercero en discordia. El novio de ella. De quien no sabemos absolutamente nada.
Ese día comenzó todo, salieron juntos, sé reían. El fantasma de su novio había desaparecido, ¿infidelidad o simplemente diversión?, cada cual lo toma como quiere. Para ellos sólo un juego.
La mañana empujaba a la noche, aquel cuarto había sido testigo de una desencadenante pasión que día a día aumentaba.
Llegaron juntos, sin perjuicio alguno, nunca nos imaginamos que manifestarían sus sentimientos en público, muchos no comprendíamos, estábamos al tanto de la existencia de un supuesto novio de ella y de los conflictos que traía consigo él, pero al parecer el deseo sobrepasó cualquier límite social.
Así continuaron suscitándose los días. Mimos, caricias y peleas, eran protagonistas en el escenario del estudio.
Aquella mañana él no vino a clase, supusimos que era lo mismo de siempre. Lo suponíamos. Ella le había vuelto a histerisquear, él había enfurecido. Las cosas se complicaban, el novio de ella descubrió su mala jugada y les cantó truco y como no fue de otra manera, ella dijo quiero.
Era todo un desafío hacerle frente a ese hombre poderoso que le brindaba seguridad económica y amor para toda la vida. La pasión era más tentadora, aquel extraño ponía a prueba sus instintos femeninos.
La situación llegó a un punto insostenible, él no quería seguir en el medio, pero la que mandaba era ella, estaba arruinando la vida de dos personas y muy poco le importaba, era mal vista por sus pares, pero ignoraba las críticas.
Una noche, una de tantas que compartían juntos, el novio de ella apareció. Estaba armado y desesperado.
Quería matarlos, literalmente.
Ella rogaba y suplicaba piedad. Él se perdía entre el humo de su cigarrillo, nadie podía auxiliarlos, el juego se definía. Era extremadamente claro quien tenía las riendas en esta desopilante historia. La vida de los amantes estaba en manos de aquel que amaba, y que la pasión que había nacido entre él y ella poco le importaba en ese momento.
Al amante no parecía preocuparle en lo más mínimo la situación, se sentía resignado y consiente de pagar culpas que le eran propias. Ella lloraba y su rimel se había desplazado por todo su rostro, y la sensualidad y hermosura artificial que aquella rubia irradiaba, se comenzó a opacar dando paso a la verdad. Poco importaba. El final estaba cerca, y nadie podía detener el destino.
El novio de ella se cansó de escuchar sus gritos desgarradores de clemencia, la golpeó hasta tirarla al suelo. Ese fue el momento en el que él reaccionó, pero era demasiado tarde, el alma destrozada de aquel que se desvivió por ella pudo más y su mano actúo, la bala fue directo al corazón dejándolo a él largando el último humo de aquella pitada dada con temor y cobardía.
Ella lloraba esperando un milagro que nunca llegó. Segunda bala, y directo al cerebro porque sospecho que no existía un corazón.
Cerró la puerta del departamento y se fue. Ido, caminó sin rumbo y sin culpas volvió a su casa llamó a la policía y reportó el hecho, se ducho armó su valija y esperó a que fueran por él. Declaró ante el juez, quien determinó que ese hombre era inocente, aquella mujer había matado lo poco que quedaba de él. Ella era culpable, pero ya nada se podía hacer al respecto. El juego ya había culminado, nadie ganó todos apostaron su vida y la perdieron, inducidos por el vicio de la pasión

FIN

-¡Pero que te pasa, estas completamente loca!, como vas a terminar el cuento así.

-Te dije que las reglas las ponía yo y cuando me entere que ella salía con él, lo primero que imaginé fue que el novio de ella los mataba a los dos.

-Estás loca, no tenés piedad.

- Por que no te callas y aportas algo inteligente. Desde que comencé a escribir lo único que dijiste fue que hermosa y sensual era la rubia.

-¿Estás celosa? ¿no te podes comparar con la rubia y por eso la mataste?

-Sos un inútil. Deja de decir pavadas, quien te crees que sos.

-Dejemos de discutir y pasemos al próximo cuento.

-¿No era que sólo dos horas porque tenías mucho que estudiar?

-si bueno, pero vamos retrasados y…

-y querés estar conmigo, reconocélo

-sí, estoy muerto por vos.



Estallamos los dos en una carcajada que le puso fin a la pelea.

Trabajar juntos se había vuelto un campo de batalla. Cuento que realizábamos final que discutíamos. Se había enojado y yo era conciente que lo iba a hacer, ella lo volvía loco y yo la había matado, en la ficción pero muerta al fin.

Debía reconocer que esta vez le pegué donde más le dolía. Disfrutaba al hacerlo, pero la verdad es que no tenía ningún motivo para haber acumulado tanta bronca contra él.

Sin embargo me resultaba muy dificultoso tratarlo sin agresiones.

Él ya había ordenado.

- Seguimos mañana. Estoy cansado y la verdad es que ya no tengo ganas de escucharte.

- Esta bien, como quieras –dije en forma irónica- la verdad es que yo también estoy cansada de tu egocentrismo así que mejor me voy.




Una tormenta azotó la ciudad. Esta vez no se trataba de ninguna pelea. Un temporal se había largado en Buenos aires y la verdad era que yo no podía salir de su casa en esas condiciones. Él se portó como un verdadero caballero y sacó su auto para llevarme hasta mi hogar. Se puede decir que fue allí cuando conocí más sobre él. Era algo inevitable que no toquemos temas personales. Cuando llegamos a destino me preguntó como seguiría todo.

- ¿Y ahora que tema vamos a tocar? vas a clavarle cuchillos o vas a hacer que la sacrifiquen.

Por supuesto estaba hablando de la rubia, pero no quise continuar con la agresión. Preferí que ese día todo terminara en paz.

- Que duermas bien, te veo mañana.




Baje del auto y no volteé a mirarlo. Entre a casa y me quede detrás de la puerta hasta sentir el ruido del auto que partía.


CONTINUARA....


17 comentarios:

© Capri dijo...

Hola!

Paso a dejarte mi saludo, aqui es super tarde y mañana es otro dia.

El texto es largo como para ponerme a estas horas a leerlo como se merece.

Te he agregado asi que ahora no te me escapas, disculpa que tardara en llegar a tu blog, entre unas cosas y otras no he podido antes.

Te agradezco un montón tus comentarios, y la fuerza que dejas en ellos.

Un beso desde un lugar de la blogosfera.

Rebeca dijo...

Parece que en este caso la ficción se traslade poco a poco a la realidad, aunque el amor pasional siempre me ha parecido demasiado desbordado y la infidelidad de cobardes.

Alís dijo...

Jueces como el del relato me dan miedo...
Aclarado esto, creo también que la realidad se va mimetizando con la ficción.
Admito que en algún momento me he perdido (tal vez eche de menos sus nombres para no liarme con los pronombres), pero tiene algunas frases muy, muy buenas.
Espero el segundo capítulo
Besitos

Manuel dijo...

Despedirse de una parte de la propia vida...
Emocionante.

Eurice dijo...

Ficción o realidad?...todo es posible, la vida es más cruda que lo que la imaginación crea, no te quepa duda.
Gracias por visitar mi oscuro desván.
Que tengas un buen dia!
Saludos!

La Peor de Todas dijo...

Te felicito por la novela! Seguiré entrega de los capítulos!

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tatuschang@hotmail.es
Un beso. Saludos.

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tatuschang@hotmail.com
Un beso. Saludos.

H. Chinaski dijo...

HOLA LULUZIÑA
ES TODAVIA MAS TARDE QUE CUANDO HA COMENTADO CAPRI
LO LEERE CON CALMA MAÑANA Y LE COMENTO

BESOS

VeroniKa dijo...

me cuesta mucho leer post largos, soy sincera, pero eso no quita que lo hayas hecho divinamente.
Cuando hay ese tipo de tensión, es imposible emprender nada juntos...

saluditos y agradecimientos miles por tus comentarios (en ambos, claro :D )

Desvanecerse dijo...

¡Siendo de dos una tristeza, ya no es tristeza, es alegría! Francisco Villaespesa (1877-1936) Escritor modernista español.

Besotes

Alma Mateos Taborda dijo...

Has empezado esta novela de uina manera especial y maravillosa. Me quedaré aguardando lo que sigue. Excelente! Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Escribes bien y el texto promete.

El problema que veo yo a los posts que son consecutivos es que a medida que los vas publicando si no han leído los anteriores es difícil que lo hagan.
Y además la gente huye de los posts largos.

Besos.

LuluZiña dijo...

GRACIAS A TODOS POR SUS COMENTARIOS

ES VERDAD LOS TEXTOS LARGOS A VECES CUESTA LEERLOS PERO ESTA NOVELA CORTA ES ALGO ESPECIAL PORQUE NO HACE FALTA SEGUIR DEMASIADO EL HILO CONDUCTOR. LES CUENTO QUE SE TRATA DE DOS CHICOS QUE COMIENZAN A ESCRIBIR JUNTOS POR TAL MOTIVO LO QUE MAS ABUNDAN SON LOS CUENTITOS QUE AMBOS REALIZAN ASI QUE SI SE PIERDEN UN POST NO IMPORTA EL SIGUIENTO LO ENGANCHAN FACIL

SALUDOS Y MIL GRACIAS POR LOS COMENTARIOS

LULUZIÑA

H. Chinaski dijo...

Trama complicada. Historias dentro de historias.
Novela negra, pasiones, romances, me da que vamos a ver de todo en tu novela.
Lo leido hasta ahora me ha parecido muy bien. No es sencillo hacer lo que has hecho. Felicidades.

Esperamos a la proxima

Besos LuluZiña

Rochitas dijo...

me saca todo eso con lo que la vengo jorobando desde el jueves. Escribian en el yenny splendid?
No se por que CHINASKI no le pide a ud un relato eroStico :P

H. Chinaski dijo...

LuluZiña,

¿puede decirle a su amiga Rochitas que mi sugerencia hacia ella sobre la redaccion de un texto erotico era una medida terapeutica para estimularla?

Gracias