06 septiembre 2011

LAS NOCHES


Las noches de Madrid siempre habían sido iguales.

Hacía nueve años que estaba instalada allí. Dije que iba porque quería crecer. Despegar. La verdad, huí. No quería volver a verlo nunca más en la vida.

Era muy chica cuando nos pusimos de novios. Él tenía su vida hecha y yo recién comenzaba a salir al mundo. Mundo que me aterraba, muy distinto al que había imaginado. Tantos cuentos de hadas, me habían hecho crear en mi mente, una realidad que muy lejos estaba de la verdad.

Lo amaba. Demasiado. Él no.

Peleábamos constantemente hasta el punto de llegar a lastimarnos con palabras hirientes. No podía dejar de amarlo y me fui.

Llegué a España por una casualidad. Me salió una beca en la facultad y no dudé.

Inmediatamente conseguí trabajo en una escuela secundaria, ellos la llaman preparatoria. En Madrid conocí a Pablo. Nos hicimos amigos y con el tiempo decidimos probar como pareja. Él era muy distinto a aquel amor que había dejado en Argentina. Teníamos una relación tranquila, sin peleas, sin agresiones, sin nada. De tan buena que era, se tornaba aburrida. Decidí que mi vida debía cambiar. Las noches de Madrid siempre eran iguales, hasta que una mañana mientras desayunábamos juntos, me animé a decirle que ya no quería seguir. Pablo no se enojó, no gritó, no me odió. Yo esperaba una reacción, pero no sucedió.

Mi soledad y yo caminábamos las calles madrileñas pensando y sintiendo. Viviendo o tal vez sobreviviendo.

En un arranque de melancolía tomé un avión y volé a casa. Reencontrarme con mis seres queridos, me devolvió a la vida.

Decidí verlo. Sea cual fuera su situación. Jamás lo había olvidado, incluso en el mejor momento de la relación con Pablo.

El coraje lo había dejado en España. Di treinta vueltas antes de marcar su número. Tal vez no era el mismo ¡habían pasado tantos años! Eso también me asustaba. Si bien el tiempo me había favorecido físicamente, mi alma había cambiado. Las desilusiones de la vida me convirtieron en una mujer autosuficiente, refugiada tras un escuro de acero.

Llamó una, y el corazón me latía cada vez más fuerte. Llamó dos y me estaba arrepintiendo. Al tercer sonido estaba decidía a cortar, pero alguien del otro lado me frenó con un hola, que tuvo que volver a repetir, porque mis palabras habían quedado atrapadas en mi garganta. Finalmente respondí con otro hola. Inmediatamente reconoció mi voz. Se lo notaba contento. Mi tono era uniforme. Miedo y más miedo. Quedamos en vernos en el lugar de siempre. No estaba tan segura de poder volver a aquel sitio, pero lo intentaría, eran más las ganas de verlo.

Él también había cambiado, los años lo habían hecho madurar. Un matrimonio frustrado y una hija fruto de aquel amor que no perduró. Hablamos mucho de varias cosas. Sentía unas ganas inmensas de que sus brazos me envolvieran. No se lo pedí. Me fui de aquel lugar con la sensación de no haber dicho todo. Quería volver a Madrid a pesar de que sus noches siempre eran iguales para mí. Prefería la aburrida cotidianeidad, que volver a sentir amor.

Me quiso ver antes de mi partida. No habló. Se acercó al punto de incomodarme y me dijo “que tonto fui al dejarte ir”. Sonreí asintiendo su afirmación. Me besó y no me resistí. No esta vez.

Algo volvía a empezar.

No viajé. Decidí quedarme a su lado.

Valía la pena una segunda oportunidad. Ya no creía en refranes, las segundas vueltas podían ser mejor que los primeros intentos.

De algo estaba segura, las noches de Buenos Aires nunca habían sido iguales.

25 comentarios:

Cecy dijo...

Las noches de Buenos Aires, nunca son iguales, como esos amores que aparecen en segunda vuelta, solo son.

Lindo Relato!

Un abrazo!

MAJECARMU dijo...

Gracias por tus palabras,amiga.
El relato es intenso,directo y claro.Nos seduces,como siempre,por tanto mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu amor a las letras.
M.Jesús

Verónica dijo...

Me encanta, me sentí parte de la historia, sos una talentosa!!!
Hoy mas que nunca escribir es seducir.
TE QUIEROO GRACIAS POR TODO!!

Patito dijo...

Bonito relato, es de valentía ya que no es fácil volver lo andado y dar una nueva oportunidad.

No es lo que una madre quiere para su hija pero el amor es así, cada quién a su modo, a lo que le haga feliz.

Rochitas dijo...

Qué ganas de viajar y probar un click mental...

Manuel Ariza Canales dijo...

Creo que has visto el sol de medianoche.
Escribes con un ritmo narrativo y una tensión dramática que enganchan. Noté todos esos estados de ánimo.
Un abrazo.

Ojosnegros dijo...

Cuando recuerdas a alguien nunca se va de tu vida, siempre sigue ahí.
Quizás no fue una segunda parte sino retomar lo que el destino te había señalado.
Me enganché a tu historia, pareció tan real...
Un abrazo.

Beatriz Barrios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Beatriz Barrios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Escribir es seducir dijo...

BEATRIZ NO SUELO CONTESTAR PERO TU COMENTARIO ME ENCANTÓ Y ME LLEGÓ AL ALMA. A VECES SÓLO EN MIS CUENTOS LA HISTORIA TERMINA CON FINAL FELIZ, NO ES TAN ASÍ EN MI VIDA REAL. ESA ES LA MAGIA DE ESCRIBIR, QUE UNO TERMINA LA HISTORIA COMO MÁS LE GUSTA.
DESEO DE CORAZÓN QUE NO BORRES TUS MENSAJES. ABRISTE TU ALMA Y EN PARTE DEJASTE ALGUNAS PIEDRAS PESADAS QUE SE ALOJABAN EN TU MOCHILA. NO IMPORTA QUE FUERON AMBOS EN EL PASADO, IMPORTA QUIEN SOS VOS AHORA Y QUE VAS A HACER CON ESO. TUVE HACE POCO UNA RELACIÓN MUY CORTA. NUEVE MESES. FUI FELIZ Y DE UN DÍA PARA EL OTRO TODO TERMINÓ. Y ESTA VEZ,A DIFERENCIA DE LAS ANTERIORES, PUDE RESCATAR LO MEJOR DE MI Y REVIVIRLO. NO SABES LO QUE LA VIDA TE TIENE PREPARADO. ESPERÁ, TAL VEZ SÓLO SE TRATE DE ESO, DE SABER ESPERAR NUESTRO MOMENTO
MUCHAS GRACIAS POR LEERME, DE ESO SE LLENA MI VIDA
BESOS

Juglar dijo...

Me cautivó el relato, auténtico y real, como es la vida, como son los afectos que van y vienen y como es la soledad que se instala, en ocasiones en nuestro entorno, y hasta aprendes a valorarla y convivir con ella...
Y gracias por ese piano que aportó tanto a la lectura.
Ha sido un placer.

Escribir es seducir dijo...

BEATRIZ EL TACHITO QUE VEZ DE BASURA NO ES NADA MALO. ES LA POSIBILIDAD QUE TE DA BLOGER PARA QUE CUANDO TE EQUIVOCAS EN EL COMENTARIO QUE HACES TENGAS LA POSIBILIDAD DE BORRAR Y VOLVER A ESCRIBIR.
NO SE QUIEN ES TU EX MARIDO ¿LO LEO? EN LA BLOGOSFERA NADIE SABE DE NADIE MÁS QUE LAS LETRAS QUE UNO LEE.
DISFRUTÁ DE LOS ESCRITOS DE TODOS Y SENTITE CON LA LIBERTAD DE COMENTAR, POR LO MENOS EN MI BLOG. TUS COMENTARIOS SERÁN MUY BIENVENIDOS Y QUIEN TE DICE NO SE TE DESPIERTA EL BICHITO DE TENER UN BLOG
SALUDOS

Lía! dijo...

Una historia que ha de ser la mujer con potencialidad de seducción para atraer lectores... de eso estamos compuestos de aquellos instantes de temores, ansiedades, anhelos, deseos y de amor... de términos y regresos, de sensaciones y emociones...

Tu verdad es de aquellas cosas que simplemente se agradecen desde el alma...
Cariños!

Wílliam Venegas dijo...

Escribir es seducir... me encanta el concepto. Es la recreación de un mundo imaginario en donde uno se coloca y quiere colocar al lector, de manera total. Escribir es seducir, de acuerdo.

Me apunté como seguidor de su blog, espero que venga al mío para forjar amistad bloguera.

Beatriz Barrios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
TORO SALVAJE dijo...

La historia de amor parece que acaba bien.
No suele ocurrir en la realidad.
Quizás escribimos lo que deseamos.

Besos.

Beatriz Barrios dijo...

Como te dije antes, sale siempre en mis comentarios, solamente. como no lo soporto, borro.
Gracias por leerme.

Escribir es seducir dijo...

DISCÚLPAME BEATRIZ PERO ESTAS MUY EQUIVOCADA SALE EN TODOS LOS COMENTARIOS MI BLOG NO ESTÁ CENSURADO PARA NADIE. OBVIAMENTE ES TU OPCIÓN BORRAR TUS MENSAJES PERO ES UNA VERDADERA LÁSTIMA. NO SE TAMPOCO QUIEN ES TU EX MARIDO, TAL VEZ LO LEA PERO DESCONOZCO YA QUE NO ME INVOLUCRO EN LA VIDA PERSONAL DE LOS BLOGERS SINO ÚNICAMENTE EN SUS ESCRITOS Y SÍ OPINO SOBRE ELLOS. NO PUDE LOCALIZAR TU BLOG Y ES UNA LASTIMA PORQUE ME HUBIESE GUSTADO LEERTE AUNQUE NO ESTÉ MÁS ACTUALIZADO. NO SE QUE TE OCURRIRÁ EN LOS DEMÁS BLOGS PERO TE PUEDO ASEGURAR QUE EL MIO NO ESTÁ PARA NADA CENSURADO. CREO QUE DEBERÍAS LEER PARA DISFRUTAR SIN SENTIRTE CENSURADA.
EN MI BLOG SOS MUY BIENVENIDA Y TUS COMENTARIOS APORTAN A MI MEJORÍA EN RELACIÓN CON LO LITERARIO

SALUDOS

Janeth dijo...

Muy lindo relato, las noches jamas son iguales cuando el corazon late enamorado,....

mario gomez garrido dijo...

...y creo que te puedo confirmar, desde mi experiencia de nativo, que las noches de Madrid son efectivamente todas iguales, al menos siempre me lo parecieron así...me quedo con ese "Mi soledad y yo caminábamos las calles madrileñas pensando y sintiendo", con tu permiso.

Rebeca dijo...

Hay amores que no se olvidan, aparentemente seguimos nuestra vida pero el corazón se queda en un pasado que le hizo sentir más que nunca, sin embargo, mi pesimismo me hace creer que las segundas partes no funcionan de la misma manera porque a traves de los años nuestra mente a convertido nuestros recuerdos en historias perfectas que se alejan de la realdiad.

Gabriel dijo...

Cuando nunca se sabe lo que nos espera cada día o cada noche entonces todo es mas interesante.

Desde que comencé a leerte me atrapaste y esperaré qué seguirá, en tu próximo post.

Un beso

La paciente nº 24 dijo...

La diferencia no está en la noche ni en la ciudad, está en las mareas que suponen las emociones o eso creo.

Alezhi dijo...

Este ha sido un bello relato, que llena de esperanzas a aquellos que creyeron perder eso que se llama amor, dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, pero ¿por qué no?

Saludos y un placer leerte

David C. dijo...

Me gusta la historia, pense que iba a tener otro final.