19 noviembre 2009

EL ABANDONO

Hola a todos!!!!!!!!!!!!! Una vez más nos encontramos en este espacio que es tan especial para mi y que me encanta compartir con todos ustedes.

Hace mucho que no publico pero gracias a los diversos comentarios que eh recibido me decidí a retomar.

Los espero todas las semanas con una entrega nueva. Ojala disfruten esto tanto como yo.

En esta ocación un cuento realizado en el taller con frases extraidas del cuento Emma Zunz de Borges.








EL ABANDONO

Los hechos estaban consumados, ya había empezado a vislumbrarlos, tal vez ya era la que sería.
Había partido dejando a sus dos hijos y al hombre que supuestamente amaba.
Era vísperas de la Pascua, era un acto de soberbia y en aquel día. Pero ella necesitaba sentirse libre. No importaron los sentimientos ni el que dirán como así tampoco importó la huella profunda que dejaría en aquellos pequeños que fueron deseados y adorados.
Una simple discusión desencadenó una serie de sentimientos desencontrados, derivaba de ese hecho ínfimo, un sentimiento de poder, había descubierto que en sus manos tenía el desenlace de todas aquellas historias. Caminó sola por las oscuras calles sin sentir temor. Llegó a la estación, sacó un pasaje casi sin pensar pero consiente que no tenía retorno.
Un atributo de lo infernal es la irrealidad que parecía apoderarse de su voluntad.
El micro partió dejando atrás las luces de la ciudad, clavó su mirada en la ventanilla queriendo ver a través de la oscuridad. Repasó una vez más los hechos, no parece consecutivas las partes que los forman. Recordó unas vacaciones cuando aún eran novios, saltó al nacimiento de su segundo hijo, pasando por sus sentimientos de soledad para llegar a la inocente pelea final.
Durmió un par de horas y despertó con sentimiento de culpa pero sin arrepentimiento alguno.
Su destino estaba cerca y el sol asomaba para marcarle el nuevo camino.
Ni ella sabía cuánto duraría esta aventura, quizás sólo un par de semanas o tal vez para toda la vida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

AMIGUIS!! Me encantooo muchoooo este cuento!! Ya lo había leido antes y el volverlo a leer revivio en mi ese placer de disfrutar!!Gracias por compartir tu talento y tu luz Te quiero muchooo!!!

Besos
Vero G.

Rochitas dijo...

..."tal vez ya era la que sería"...
Que bueno vislumbrar como cercano a nuestro propio destino, que el sol indique el nuevo camino. Y por sobretodo que no exista desesperación ante la abismal incertidumbre del incierto futuro.
Cuál fue la consigna? :P
Excelente la nueva pintura!

H. Chinaski dijo...

La vida solo es el camino para llegar a un destino, que casi siempre, elegimos. En ocasiones ese destino nos obliga a tomar decisiones dolorosas, decisiones que nos apartan de seres queridos u odiados.

Al final del camino, solo hay que ser consecuente con la decisión tomada......o pensarlo antes de tomarla.

Bonito cuento Luluziña

Muchas gracias por tu amable visita